El partido pendiente: Informe del Banco Interamericano de Desarrollo sobre el fútbol femenino

“El fútbol es un megáfono de la sociedad, un microcosmos donde lo bueno y lo malo sale a flote. La voluntad humana y la amistad por un lado, y las desigualdades y el machismo por el otro. Son un espejo de lo que ocurre en el mundo”(Marion Reimers, periodista mexicana)

Durante casi 70 años, la FIFA prohibió el fútbol femenino en sus canchas oficiales, teniendo una brecha de casi un siglo con la rama masculina, y si bien, es posible reconocer estas grandes diferencias en la industria del fútbol, el BID recogió información relevante que devela aspectos que no conocíamos hasta el momento (o que sí conocíamos, pero ignorábamos):

  • Un 49% de las jugadoras de fútbol profesional no reciben un salario y un 87% finalizará su carrera deportiva antes de los 25 años.
  • Mientras Lionel Messi recibe 130 millones de euros al año, Ada Hegerberg —la mejor jugadora del mundo según la FIFA— recibe 400.000 euros al año, un sueldo 325 veces menor al del argentino.
  • En 2012, el Santos de Brasil eliminó la rama femenina, solo para cubrir el sueldo de Neymar y retrasar su venta al FC Barcelona.
  • En los equipos de mujeres hay selecciones que debían utilizar las camisetas antiguas del equipo varonil, y cada jugadora debía pagarse su pasaje a los torneos por falta de presupuesto.

Estos datos representan una realidad a nivel mundial y que particularmente nos afecta como región latinoamericana. Las brechas contractuales y los campos de juegos en los que les toca jugar a las mujeres es una de las formas que toma las desigualdades de género en el Fútbol Femenino.

Cabe mencionar que, recién este año se les dio la posibilidad a las jugadoras nacionales de Santiago Morning de firmar un contrato que las reconoce como futbolistas profesionales, mostrando recién un atisbo de igualdad.

Selección Chilena Femenina y la desigualdad de género
Fotografía por Benjamín Peralta

Desigualdades de género en el fútbol femenino

El informe Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial evaluó a 149 países en su progreso hacia la paridad de género, donde Chile tiene un valor de 0,717 de un índice que considera valores entre 0 y 1, donde 1 significa paridad entre hombres y mujeres. El trabajo del BID consistió en cruzar estos datos con los puntos en la clasificación FIFA de las selecciones femeninas.

Esto arrojó como resultado que coincidentemente, las regiones con mayor presencia en la Copa Mundial de futbol Femenino Francia 2019, son aquellas que tienen elevados niveles de equidad de género.

Lo anterior quiere decir que estas regiones presentan un mayor nivel de igualdad en oportunidades laborales, políticas, de salud y educación, destacándose que más de la mitad de las selecciones clasificadas representan a países que se encuentran entre los primeros 40 puestos del ranking del Foro Económico Mundial. 

diferencias en Latinoamérica

América Latina y el Caribe solo fue representada por cuatro países: Chile, Argentina, Jamaica y Brasil, ¿Qué quiere decir esto? Esto no es más que un fiel reflejo de la realidad que vive nuestra región, incluido nuestro país, donde las mujeres no nos vemos reflejadas en ningún área de la industria del fútbol, y donde los programas deportivos son dirigidos y presentados por hombres, quienes son los que dicen que el fútbol femenino no vende, pero no se dan cuenta que el problema principal radica en que hay desigualdades ante las mujeres en el fútbol femenino.

 “Solo para eliminar la brecha general de género mundial necesitaríamos 108 años. Esto significa que el tiempo necesario para que las mujeres enfrenten igualdad de condiciones es exponencialmente mayor al que pasará antes de ver a los vehículos autónomos funcionando en las calles.” (BID)

La principal traba y la más fuerte es siempre el machismo, ya que la excusa que siempre surge cuando se trata de la profesionalización de alguna disciplina es que no vende, sin siquiera haber invertido un peso en ella.

En América Latina, donde las mujeres aún luchamos por revocar las desigualdades en el fútbol femenino y de derechos . También el trato ante la ley, en el que el deporte pareciera ser un ámbito menos urgente. En la cancha, la conquista por la igualdad parece ser lejana, pero gracias a las deportistas de esta generación, los reclamos de estas mujeres abren un horizonte profesional y un espacio de visibilización de miles de mujeres en un contexto resistente a los cambios. 

Fuente: BID (2019). “Futbol y mujeres: un partido pendiente”.

Leave a comment